martes, diciembre 13, 2005

UN POBRE VERGONZANTE

La ha sacado
De su bolsillo agujereado,
la ha puesto bajo sus ojos;
Y la ha mirado atentamente
Diciendo: -¡Desgraciada!-

La ha soplado
Con su boca humedecida;
Sentía casi miedo
De un horrible pensamiento
Que le llenó el corazón.

La ha mojado
Con una lágrima helada
Que cayó por azar;
Su casa estaba agujereada
Todavía más que un bazar.

La ha frotado,
No la ha recalentado,
Apenas la sentía;
Pues, por el frío apretada,
Se retiraba.

La ha sopesado
Como se sopesa una idea,
Apoyándola en el aire.
Luego la ha medido
Con un alambre.

La ha tocado
Con su labio arrugado.-
Con un frenético espanto
Ella ha exclamado:
¡Adiós, bésame!

La ha besado
Y despues la ha cruzado
Sobre el reloj del cuerpo
Que daba, mal montado,
sordos y pesados acordes.

La ha palpado
Con una mano decidida
A hacerla morir.
-Si, es un bocado
Del cual puedo alimentarme.

La ha doblado
La ha roto,
La ha colocado,
La ha cortado,
La ha lavado,
La ha llevado,
La ha asado,
La ha comido.



Cuando era pequeño, le habían dicho: -Si tienes hambre, cómete una mano.

Xavier Forneret (1810-1885)
*Your Hand In Mine de Explosions In The Sky