jueves, noviembre 23, 2006

De los niños remolinos y torbellinos

Ahí los torbellinos juegan tomados de la mano
Su papel es la tierra y del aire su tinta:
¡Todos a escribir a la cuenta de tres!

1…, 2…, 3… …

¡Piedras!
¡Farol!
¡Nubes!
¡Niño!
¡Lluvia!
¡Aerolitos!

Y detrás de la calle aluzada por luminarias rojizas, amarillas y blancas, llegan los demás niños: ja ja ¡Juguemos otra vez!

Fue cuando los remolinos hicieron caer a ese gran avión que se estrelló contra las torres.

Todos fueron regañados por sus padres y ahora, solo en ocasiones especiales los dejan salir a jugar.

-Lo bueno es que pronto será navidad- replica un niño abrasado del torbellino más grande de todos.

-Si y podremos escribir todo lo que queramos, pediré ser una hoja de árbol, una gota de lluvia, una piedra, hasta una fotografía autografiada con Mickey Mouse-.

Ya adivinarán la historia de como los niños llegaron a ser unos torbellinos gigantes, todo por jugar con el viento y escribir cartas en navidad, para no quedarse fuera del árbol que los rodea.

*Christmas steps de Mogwai

3 comentarios:

El Gremlin dijo...

Huy huy, que decembrino me saliste jejeje, saludos Benito.

El gremlin más Social

Espiritrompa dijo...

Esta navidad yo tambièn quiero ser un torbellinooo¡¡!!! :)
*prometo no tirar ningùn aviòn.
puedo? puedoo?!! andalee!!

Bubísima dijo...

jaja, el social!!!