domingo, febrero 25, 2007

El silencio infinito

El viento estaba hambriento, sigiloso se fue comiendo el ladrido felino de los guardias, la velocidad de los neumáticos y el canto de las sirenas.

El viento terminó comiéndose todo, ni siquiera se escuchaba la luz.

El tiempo se entumió y dejó crecer la inmensidad del oscuro silencio.

El ambiente vacío y paralizado me clavó los dientes en la cabeza.

El Silencio rompió mis oídos y se incrustó en mis nervios


Es tan aterrador el mundo sereno

tan incomprensible como el infinito.




*A Common Interest In Silence de Maserati

3 comentarios:

bieno dijo...

Muy bien Benito, esta muy bonito, me puso nostálgica...
Me gusta mucho como escribes y también platicar contigo y escuchar tu música y ver tus fotos :p

Te quiero mucho Benito!
Nunca dejes de escribir ok?

emily dijo...

si, el comentario anterior es mío, no entiendo porque salió como tuyo, bueno si lo entiendo, pero ya habíamos cambiado el nombre :p

Mars dijo...

Los dos últimos versos... o líneas... o lo que sean, son la onda =)