miércoles, mayo 09, 2007

cat (cuento para dormir)

El gato se paró sobre sus dos patas traseras, nunca se había percatado de ello. El gato vió sus enormes ojos amarillos en un charco, nunca vio ojos parecidos. El gato lamió su hocico y se dio cuenta que cada día le crecían más los bigotes. El gato siempre estaba solo, así había nacido, sin hermanos, sin estrellas. Era esta su forma de vida. Un día el gato se trepó a la luna y siguió su resplandor; una niña que a brincos despeinó sus ojos, un suspiro que le dolió hasta las costillas y no supo porqué, porqué una niña le quitó tres vidas con una carcajada. El gato pasó de ser una sonrisa meditabunda a extraerse desvelando la oscuridad de su cabellera.



*One Time to Many de Phoenix

5 comentarios:

el puerco, Vizconde de Morcerf. dijo...

que chidas fotos......
solo asegurandome que lea mi coment del otro post..
jajajajajaj
y que barbaroo esta usted en la noticia en el momento en que pasan las cosas, le felicito.
que chingonas fotos :P

Nina dijo...

pobre gatito, eso del insomnio està del carajo. entonces se enamorò de la niña? y la niña le hizo caso? era un gatito muy bonito segun parece... aunque tengo mis dudas porque se parece a la Sisi.

quiero saber lo que pasa despuès.

...y gracias.

El JuLiO dijo...

Como Björk... que miedote. Esa vieja se ha de meter cosas bien heavys, y me asusta. Y se me hace que ha de oler como a leche agria, no sé por qué.

Chido Beno.

Bubísima dijo...

pobre gato!

Nina dijo...

no se meta con Björk o le pongo unos patadones¡¡ ma`¡!