domingo, diciembre 28, 2008

escritura intacta

Tengo estas notas repetidas, que se repiten solas, dos notas que me desconectan y me conectan, que juegan en energías blancas y oscuras. Tengo estas notas que yo hice y que escucho y que no las recuerdo y que al mismo tiempo las recuerdo tan bien que vuelvo a caer en esas transparencias.
Me despierto con esas punzadas que recorren los dedos de mis pies y escucho tu respiración indiferente que se lleva a mis notas con el viento crudo de la noche.
Se que hay otras flores en el pastizal, pero es la única que veo y no es una mujer, o una fruta, son mis ojos que se acalambran, mi corazón que se detiene y de los colores que hay solo elige aquellos que me encierran en un botón de soledad y no llueve y no se abre y en él entra una mosca que termina muerta por el encierro de algo tan bello y puro.


♫ Navidad de bIeNo

5 comentarios:

R dijo...

he sentido también cuando dentro de mí los colores se entremezclan, y que ningún lugar puede determinar un espacio de mi círculo sin convertirlo a éste en dodecaedro y luego en esfera, y estos colores dispersos, se empujan, se deslizan, se despreocupan de sí, y se entremezclan, resultando cada día en un distinto matiz de mi ensoñación, o bien, de mi respiración.

Kika dijo...

Suertudo usted que ve notas de colores, yo me siento frente al piano -lo he hecho mucho, éstos últimos días- y nada más veo notas a black&white, y me estresa no entenderlas del todo y no tener la facilidad, el virtuosismo.

Así que he pensado que todo es mejor cuando sólo las escucho, y entonces no percibo sus colores, pero percibo las sensaciones que me dan, sí Benito, las notas me tocan, y me sacan lágrimas o una sonrisa, o unas ganas incansables de bailar. Algo bello y puro, supongo... :)


Como que no nací música, nací poeta jaja

quiZZ dijo...

en sí la poesía es otra manifestación de la música

quiZZ dijo...

o al revés

quiZZ dijo...

¿y si son lo mismo?