miércoles, abril 08, 2009

neófito

El sonido comenzó a reventarme la cabeza, el corazón no me deja quieto, imágenes tras imágenes y veo tu sonrisa y luego te escapas y apareces en iniciales, acabo de instalar una, dos, ya no sé cuantas. Pienso en tu nombre miles de veces al día, habitas mi mente y mueves mis dedos, no tengo tus caricias ni el polen que conviertes en miel para cubrirme los ojos, estoy encantado estático, esperando a que me reconforten las nubes, me estoy quemando en el desierto, pero pronto lloverá y este desierto será un edén que habitaré contigo.

♫ Venice de Beirut

4 comentarios:

káfe dijo...

se me figura que el delirio que llevamos tiene el mismo nombre de mujer. saludos beno.

magnolia dijo...

bieno de ojos delirantes y palabras sabias, es elegante hasta en la borrachera.

muy bonitas, finas y elegantes su letras.

lo amo mi lagarton!

Jess Janice 1968 dijo...

wii Bienitto!

Si viera como quiero platicar con usted, acerca de una pregunta existencial, tal vez...

Se le quiere... se le ama!


amor & paz

Enrique dijo...

Parece un canto al LSD