domingo, junio 03, 2007

Trotamundos

Hoy conocí a un trotamundos de los de a deveras, tiene 33 años viajando y nunca ha parado, dice que salió de su casa a los 14 y que lo más que se ha estado en un lugar son 5 meses, y que se le hizo un infierno.
Nunca había conocido un trotamundos de verdad, quedé impresionado y sentí por un momento la libertad de la que me habló, solo no me gustó una cosa: no tener a nadie.

Como estaba trabajando lo agarré de pretexto y lo tuve que entrevistar, aquí anexo el reportaje:



Proveniente de Chetumal Quintana Roo, Luís es siempre motivado por la libertad de sus pasos, dice que lo mejor del mundo es ser una persona libre, sin embargo esta libertad es porque nadie lo espera en ningún lugar, nunca toca un teléfono, porque lo que quiere es vivir el momento, el día y ser feliz.
A pesar de conocer tantos rincones del mundo el trotamundos sabe que hay personas que le conocen, pero sabe de la misma manera que no cuenta con ningún amigo, sin embargo menciona que así debe de ser pues, es un estilo de vida y es feliz con ser así, porque desde pequeño le ha gustado estar en movimiento, nunca quedarse estático.
Luego de 32 años de caminar y caminar, Ruíz Sandoval dice conocer solo una pequeña parte de este continente, lugares como Colombia Venezuela, Argentina, Haití, muchos lugares de Estados Unidos de América y de México, Brasil, Chile, entre otros; y con ello menciona que no importa no conocer Europa pues con esto basta y sobra porque es un continente precioso; “Aquí estamos en el paraíso, hay mucho espacio libre” dice sonriente.
Con dos mochilas, una pancarta y una enorme sonrisa, Luís sólo busca sobrevivir, caminar de allá para acá porque le causa una satisfacción sin igual el no estar en el mismo lugar de ayer, y sentir que se mueve bajo el cielo de muchos otros cielos. “Me gusta todo, mientras esté vivo y respire le doy gracias a Dios, a mi me gustan todos lados y todas las cosas, no importa en donde esté, aprecio estar bien de salud y eso es mas que suficiente para mi”
Su lugar favorito es Argentina pues señala que hay muchos paisajes libres y hermosos, “puedo voltear a donde quiera y siempre habrá algo interesante que ver”; sin embargo también dijo que la República de Haití es el lugar que menos le ha gustado ya que hay extrema pobreza y piensan mucho en el vudú y en la brujería.
Al preguntarle sobre cómo toma las decisiones de qué lugares conocer y hacia donde ir, cuál es su brújula pues, dijo: “Nunca planeo nada, a la mera hora pienso y eso hago, nunca tengo algo planeado lo hago espontáneo”
Dice que su personalidad básicamente se basa en que hay que portarse bien, ser amable y nunca decir groserías y ser tolerante ante todos porque hoy en día hay mucha discriminación de clase a clase y si no nos aceptamos todos cual somos, el mundo estará mal y ya no podremos hacer nada para cambiarlo.

Señaló que en México las personas no ven muy bien a los trotamundos porque hace falta cultura, “piensan que cuando pido ayuda es para drogarme o alcoholizarme, pero los que me ven a los ojos saben que yo no buco nada de eso, sino ser libre. Algunos lo comprenden y saben que solo soy un simple caminante”.
Cuando hice la pregunta de si alguna vez se ha cansado de caminar me respondió: “Never never before my friend, mientras esté vivo quiero hacer lo que estoy haciendo, y todo ha estado bien siempre, nunca lo he dejado de hacer, y me ha hecho feliz toda la vida”. “Ha habido personas que me agreden y que me han hecho sentir mal, yo lo que hago es no contestar para no enfrentar porque soy una persona pacífica”.
A pesar de conocer tantas cosas, Luís siendo humilde dice que no escribe ya que no tiene tiempo para hacerlo por que se ocupa en sobrevivir, también señaló que tampoco lee porque le gusta experimentar por sí mismo las cosas.
“Donde hay gente sobrevive uno, porque somos seres humanos” me dice Luís al despedirse sin saber aun a donde irá mañana y qué aventura le espera, a dónde lo llevarán sus pies, qué comerá o dónde dormirá, pero siempre sintiéndose feliz porque sus pies son libres y no hay nada mejor que eso, la libertad es la motivación de cualquier hombre para ser mejor y alcanzar sus sueños, este es solo el sueño de un hombre: ser trotamundos.

Si quieren ver el vídeo denle
click aquí y esperen un momento

*The Tallest Man, the Broadest Shoulders de Sufjan Stevens

4 comentarios:

El Gremlin dijo...

Llevate a tu morrita y ponganse a trotar.

Está chido eso, pero pues la neta yo tengo ganas de un bebé (a muchos les ha sonado Bizarro) pero la verdad quiero tener un cachorrito, me imagino que una cría de mí, al menos de bebé, va a ser muy bonita.

Sólo que primero necesito $$$$$
Si no, mi moni me mocha los huevos por no mantener al chilpayate.

Lo que puedo hacer es tener al bebé y despues largarme, como en los tiempos de Don Porfirio.

bIeNo dijo...

No no mames, un hijo tuyo noooooo, mejor vete de mochilero.
Aparte imaginate otro gremlin

adriana dijo...

la pinche soledad de la libertad... qué difícil decisión.

Xoyoco Luperca dijo...

Estoy de acuerdo con Adriana: imagino que ese estilo de vida debe ser lo más cercano que concebiremos al estado de la libertad absoluta. Pero la soledad no deja de estar cabrona. Quién sabe! Probablemente es él quien ha sabido acompañarse y nosotros quienes nos rodeamos de simulacros.

Jejejeje! Pinche Enrique!!! Vas a decir que vas a comprar cigarros y resulta que andarás recorriendo el mundo, jajaja